16 mar. 2016

Primer encuentro de Laboratorio de cine y Audiovisual comunitario “Ojo Semilla”

 
por Mayra Guzñay:  @Gymayra

El Laboratorio de Cine y Audiovisual Comunitario “Ojo Semilla” es un espacio para desarrollar una mirada crítica sobre el audiovisual desde las comunidades, para construir referencias locales, comunitarias y latinoamericanas, aportando significativamente al fomento de la cultura cinematográfica en el país.

El primer encuentro de este espacio colaborativo se llevó a cabo en Peguche, ubicado a 5 minutos del cantón Otavalo en la provincia de Imbabura, su duración fue del 29 de febrero al 5 de Marzo del 2016. El Laboratorio de Cine y Audiovisual comunitario promovió un espacio de reflexión, dialogo, crítica y creación, a través del descubrimiento y reconocimiento de otras formas de hacer cine, mediante la búsqueda de personajes, espacios y acciones que permitan generar nuevas visiones al momento de utilizar una cámara, de pensar el audiovisual.
Este laboratorio de cine comunitario contó con la presencia de varios Facilitadores parte de la Red de Cine Comunitario de América Latina y el Caribe que con gran experiencia compartieron sus conocimientos mediante diversas metodologías, como Alexander Yosa de Colombia, Mariska Van Dalfsen nacida en Holanda (actualmente vive en Perú), Diana Coryat de New York (actualmente vive en Quito), Julio Gonzales de Perú, Luis Chumbe de Perú quienes son parte de varias organizaciones y proyectos de cine comunitario, y dentro del equipo Ojo semilla, Ana María Acosta de Sangolquí, Andrea Fajardo y Diana Álvarez de México y otros miembros del colectivo “El Churo Comunicación”.
También se contó con la presencia de varios jóvenes de distintas organizaciones y comunidades como Sarayaku, Saraguro, Cayambe, Sucumbios, Quito, Tundayme, Cotacachi, Pastaza, entre otros. Quienes participaron de este proceso donde se desarrollaron varias actividades que permitieron un mejor manejo tanto al momento de dirigirse a la comunidad como un manejo técnico en cuanto al uso de cámara y edición de video.
 Los y las participantes trabajaron en propuestas audiovisuales desde la cercanía de las problematicas de sus comunidades. Cada cineasta semilla compartió en el encuentro la razón por la cual estaba interesado en el cine comunitario.
Gabriela Gomez, participante de este encuentro interpreta al cine comunitario como una alternativa de comunicación y opina que el cine es una herramienta importante que puede ayudar en las diversas problemáticas que enfrenta las comunidades del pueblo Saraguro, pues cree que a través del audiovisual se puede fortalecer el modo de protesta y lucha que en su comunidad ha causado la criminalización de los afectados que han reclamado por sus derechos. 
Otra de las participantes de este laboratorio, es Morelia Valaver, quien llegó desde Sarayacu en busca de conocimientos sobre cine comunitario,  que le ayuden a visibilizar diversos problemas que atraviesa su comunidad con empresas petroleras.
Rolin Coquinche viajo desde la comunidad Angoteros de Perú, para aprender sobre este proceso audiovisual y nos contó que es su primera participación dentro del cine comunitario y piensa que estos aprendizajes le ayudarán en su carrera como jóven maestro, pues cree necesario compartir esos conocimientos con sus alumnos de Pueblos Indígenas del Perú para reflejar los derechos que su comunidad a veces desconoce.
Uno de los propósitos de este laboratorio está vinculado a procesos de comunicación, cine y audiovisual, para que se puedan replicar los aprendizajes en sus espacios comunitarios, que cada persona pueda expresarse, que existe el cine comunitario donde las distintas voces son escuchadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios aqui: