5 jul. 2013

Lo bueno, lo malo y lo feo de la Ley de Comunicación

Érase una vez, una Ley de Comunicación - III

Entrevista a José Ignacio López Vigil
Radialistas apasionadas y apasionados
Por: Roberto Chávez – Colectivo El Churo


José Ignacio López Vigil integró la Comisión para la Auditoría de Frecuencias de Radio y Televisión (2009) y siendo parte de este espacio comprobó la concentración mediática que vive el Ecuador.
Para él la Ley de Comunicación que se aprobó en junio del 2013 en Ecuador no le pertenece a un movimiento político, a un grupo de asambleístas o a un presidente, no fue conseguida de la noche a la mañana, más bien se la consiguió por el esfuerzo de las organizaciones, comunidades y pueblos que han luchado por la democratización de la palabra en nuestro país y en América Latina.
Pese a las pocas experiencias de comunicación comunitaria que tiene Ecuador, la redistribución del espectro radioeléctrico donde el 34% se debe destinar para Medios Comunitarios, es la puerta para que colectivos, organizaciones sociales, pueblos y comunidades exijan el derecho a la comunicación, y la creación de medios de comunicación propios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus comentarios aqui: